En Latam y el mundo hablan de Navent

Prensa

RetailJobs: Choque generacional: “Mi jefe tiene la edad de mi hijo”

America retail, 10-2017 Argentina.

Pese a lo que puede pensarse, los conflictos en las empresas no surgen de la diferencia etaria, sino de la falta de valores compartidos.

Joaquín Corsiglia tiene 62 años y desde febrero reporta a Héctor Pourtale, el gerente de asuntos gubernamentales de Roche, que tiene 31. Yanina Marchetti, la gerenta de online marketing en Navent, tiene 30 años y acaba de reclutar a dos personas mayores que ella para sumar a su equipo. Contrariamente a la idea que circula en el mundo empresarial sobre la brecha generacional que “divide” las oficinas, una encuesta reciente de Zonajobs arrojó que el aprendizaje diario de quienes poseen más años de experiencia en el trabajo es valorado por los jóvenes.

La mayor parte de los encuestados -3500 personas de entre 20 y 35 años- dijeron que trabajar en grupos heterogéneos, con adultos más grandes, les permite ampliar sus conocimientos. Sin embargo, su percepción sobre las generaciones que los antecedieron es tajante. El 75% opinó que los mayores tienen poca capacidad de adaptación, aunque igualmente la mayoría asegura que le gusta trabajar con gente más grande.

Marchetti, de Navent, sostiene que la edad no es un impedimento a la hora de trabajar. “La diversidad enriquece y mejora al equipo, porque se aprovechan las diversas miradas y las experiencias de cada uno”. En un equipo, dice la ejecutiva de Navent, “lo importante no es la edad de cada uno, sino que coincidan la cultura, la ambición y los objetivos”.

Es el caso de Joaquín Corsiglia, de Roche. Pese a sus 40 años de experiencia, mantiene una curiosidad genuina, relata su gerente, Héctor Pourtale, de 31. “A veces hay que chequear algo y dice: «Esperá: le voy a preguntar a mi secretaria», y le habla a Siri. Me sorprende todo el tiempo. Está muy conectado”, dice Pourtale.

“Lo que delimita a una persona es su seteo mental, no su edad. Qué tan acostumbrada esté al cambio o a aprender cosas nuevas. Si el equipo está dispuesto a escuchar nuevas formas de trabajo, la edad pasa a ser un factor más y no es delimitante”, afirma Matías Doublier, fundador y COO de Increase, que con 24 años supervisa empleados de hasta 51.

Fernando Salmain, gerente de almacén y bebidas de Walmart Argentina, tiene 34 años y se lleva más de 15 con uno de sus colaboradores. “Tiene un perfil muy bien calificado, con años de experiencia. Conoce como pocos el flujo de la relación comercial y los términos de negociación. Ambas cosas son centrales para el éxito de mi equipo”, señaló.

En las empresas se ven hoy diferencias de hasta 10 y 15 años y en esos casos “la convivencia, por momentos, se hace difícil”, reconoce Martín Gerding, gerente senior de Page Personnel. “El problema pasa por la validación del joven como líder, a pesar de su recorrido menor. La empresa debe acompañarlo y ayudarlo a ser reconocido como un líder genuino y no suponer que sólo debe arreglarse”.

Pablo Iacub, fundador de Calipso, una empresa de software ERP, tiene 54 años y dirige, entre otros, a dos empleados de 70, del área de ventas. “Les hacemos chistes con la edad y cuando hablamos de la independencia de 1816 les preguntamos si estuvieron. No se vive la edad como un tema de tensión”, dice Iacub.

No es la edad el problema. Son los valores los que los distancian, asegura la coach Josefina Elisii. Siempre hubo gente mayor y gente joven en las empresas, pero antes los valores de ambos eran muy parecidos. Hoy, el millennial tiene su manera de ver el mundo y el más grande “tiene vicios adquiridos y a veces no hace todo lo que podría”. “Cuando puede hacerle una zancadilla se la hace. Quizá porque algunos jóvenes traen cierta cuota de arrogancia”.

Tags:

Contacto

NaventNaventNavent