En Latam y el mundo hablan de Navent

Prensa

Dos de cada diez mayores de 15 tienen un tatuaje

La Hora, 09-2017 Chile.

Esta forma de expresión ha aumentado su popularidad y muchos empleadores ya no tienen problemas con ella.

Gabriel Puas lleva más de 25 años en el mundo del tatuaje. Dueño de Puas Tatuajes y organizador de la Expo Tattoo Convention 2017, el tatuador asegura que la visión que se tiene de esta expresión, que muchas veces puede llegar a ser artística, ha cambiado radicalmente en dos décadas.

“Yo creo que la cantidad de personas que tienen un pensamiento retrógrado sobre los tatuajes es mínima en la actualidad. Ya se está dejando de lado esa idea; los empresarios y la gente que contrata personal ya dejó de lado el estigma de los tatuajes y se dan cuenta de las capacidades de las personas, no de si están tatuadas”, opina.

Lo anterior es reafirmado por una encuesta de Gfk Adimark sobre cómo los chilenos percibimos este tema. La principal conclusión del sondeo, realizado a casi cinco mil personas, es que dos de cada diez chilenos mayores de 15 años tiene un tatuaje.

Catalina Correia, directora de Comunicaciones de Gfk Adimark, detalla que “si bien el número de chilenos que tiene al menos un tatuaje es bastante importante, aún vemos que persisten prejuicios en torno a las personas que tienen uno, con un 13% que declara que la presencia de tatuajes lo hace percibir negativamente a una persona. Lamentablemente, en nuestro país aún es muy importante el ‘cómo nos vemos’, lo que sin duda tiene un impacto en distintos ámbitos de la vida, como el amoroso y el laboral”.

Los tatuajes, junto a las expansiones, los aros y el pelo largo (en el caso de los hombres), son todavía elementos que generan prejuicios en la población chilena, particularmente en las personas de mayor edad, agrega Correia.

De las personas que condenan los tatuajes, la mayor cantidad se ubica entre los 65 y 74 años, con un 40%. Incluso ese grupo etáreo supera en reproche a los mayores de 75 años, de quienes sólo el 25% considera los tatuajes como algo negativo.

“Los más jóvenes muestran una apertura bastante interesante y, sin duda, esperanzadora. Nuestra sociedad todavía tiene mucho camino por recorrer en aceptar al otro tal cual es, más allá de cómo se vista o cómo se vea”, indica Correia.

Néstor Milano, director ejecutivo de Laborum, indica que las empresas en la actualidad deben establecer parámetros que apunten al fortalecimiento e instalación interna de principios como el respeto y la diversidad.

“Sobre esa base, hemos visto una tendencia por parte de las instituciones a valorar las competencias profesionales de los colaboradores, por sobre aspectos de la imagen de estos. Sin embargo, aún hay un camino por recorrer que nos lleve a erradicar ciertos prejuicios que pudieran existir en algunas organizaciones”, afirma.

Tags:

Contacto

NaventNaventNavent